Remedio para la prostata inflamada

La sandía, por su alto poder diurético, ayuda a aliviar inflamaciones de la próstata y la vejiga. Hay que tomarla sin mezclarla con otros alimentos para aumentar su efecto. Un buen momento puede ser comerla sola a media tarde.

Lo que consigues con este sencillo remedio es eliminar líquidos más sencillamente aliviando la sensación de dolor que suele aparecer asociada a esta dolencia.